Phuket: Playa, piña y coco. Viaje a Tailandia 1.

ene 02, 2012 3 Comentarios por

Hace aproximadamente un mes regresamos de nuestra gran aventura por el Pais de las sonrisas, Tailandia. Todo empezó hace un año cuando unas amigas y yo decidimos que ya era hora de realizar un viaje de los de verdad, de los que recuerdas toda la vida. Nuestro itinerario iba a ser en un principio Bangkok-Phuket pero nos comentaron que el norte de Tailandia era lo más auténtico y bello así que incluimos Chiang Mai y Chiang Rai en nuestro recorrido.

Nuestra primera parada real fue Phuket. Después de más de 12 horas de viaje te das cuenta que el cansancio, la incomodidad de estar tanto tiempo sentado y la desesperación que eso genera, desaparece en cuanto pones un pie en el aeropuerto de esta preciosa isla. Desde el avión ya intuíamos su majestuosidad pero una vez allí sorprende la abundante vegetación que desaparece bruscamente con el azul del mar. Pero sin duda, el choque más fuerte es la forma de vida de sus habitantes, totalmente diferente a nosotros. Es de admirar que con lo poco que tienen puedan ser tan felices y ofrecer la mejor de sus sonrisas al visitante.

Teníamos 4 días por delante, antes de partir hacia Chiang Mai, para disfrutar de las playas, la gastronomía y la tranquilidad que se respiraba. El día que llegamos hicimos un pequeño recorrido por el sur de la isla con un taxi que contratamos y que nos hizo también de guía a un precio muy barato. Comenzamos por el Buda Gigante que se halla sentado tranquilamente en lo alto de la montaña, contemplando toda la isla. Todavía en construcción, tiene 45 metros de altura y 25 metros de base. No sé si por el entorno natural y relajado o por el color blanco de su estructura, mirarle a los ojos era algo que me generaba calma y paz interior.

Después de nuestro primer contacto con la espiritualidad, fuimos a uno de los templos más conocidos de Phuket, el templo Wat Chalong. Pero sin duda, lo más característico y lo que realmente merece la pena visitar, son sus espectaculares playas. Tomar el sol en una isla prácticamente desierta como Coral Island, ver atardecer entre las peculiares piedras de Bond Island o ver cientos de peces de colores esconderse entre corales es una experiencia que no puedo explicar con palabras.

Una de las de las visitas casi obligatorias es el conjunto de islas de Phi Phi. Se trata de 6 islas formadas principalmente por Phi Phi Don, la isla más grande, y Phi Phi Leh, la más pequeña. Para visitar estas islas venden paquetes organizados o si lo prefieres puedes contratar un taxi boat acordando el precio previamente (y regatendo, por supuesto). Como no disponíamos de mucho tiempo, nosotras decidimos contratar un paquete cerrado.Visitamos Phi Phi Don, Phi Leh, Maya Bay, Monkey Beach e hicimos algo de snorkel. Lo mejor de esta visita: Maya Bay, donde se rodó la película de la Playa, es espectacular, preciosa…pero da un poco de pena que esté tan explotada turísticamente. Lo malo, que no pudimos saborear bien la estancia en cada una de las islas ya que al ser un visita guiada se nos echaba el tiempo encima y teníamos que cumplir un horario.

Respecto a la comida, parece algo normal, pero lo que más me soprendió es el sabor de la piña, nunca he probado una tan dulce y buena. También puedes hincharte a marisco a muy buen precio. Y como no, los típicos noodles tailandeses que podrás encontrar en cualquier restaurante de la isla. Además a un precio más que barato, 1€ aprox, podrás comer deliciosos pinchos de carne en puestos callejeros.

Después de estos intensos días dejamos la playa y los cocoteros de Phuket para adentrarnos en la selva y bosques de Chiang Mai.

Autora: Ana
Destinos Destacados, Tus Viajes

Sobre el Autor

Viajamos por el Mundo es el blog de la Agencia de Viajes Aquatravel. Lugar de encuentro para apasionados de los viajes. Espacio para compartir experiencias, reseñar información sobre destinos e intercambiar opiniones y recomendaciones. Únete a nuestra Comunidad Viajera y PARTICIPA!

3 Comentarios para “Phuket: Playa, piña y coco. Viaje a Tailandia 1.”

  1. David del Bass says:

    Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

  2. jorge says:

    muy bien contada la experiencia, enhorabuena

  3. Gildo Kaldorana says:

    Uf, como echo de menos el calorcillo de Asia.
    Tailandia es uno de los lugares que me gusta.
    Buen artículo.
    Saludos

Déjanos tu opinión! =)